vela windsurf

Vela de Windsurf y su correcta utilización

Para practicar de manera correcta un deporte, es necesario conocer todos sus elementos y cómo utilizarlos. Es por ello que en este post nos hemos centrado en conocer la vela de windsurf y su correcta utilización. Es importante tener en cuenta que la vela de windsurf es el elemento principal para impulsarnos dentro del mar sobre la tabla, y que además, es el elemento más característico y el que lo diferencia de su “hermano pequeño” el surf.

La vela de windsurf

Lo primero que debemos tener en cuenta es qué es la vela de windsurf y los diferentes tipos que existen. Lo primero que debemos tener en cuenta es que para cada modalidad, ya sea freestyle, slalom, olas o windsurfing, existe un tipo diferente de vela y una forma diferente de enfrentarse a la situación sobre el mar. Una cosa que podemos encontrar en común, es que todas las velas son realizadas con materiales sintéticos para que su peso sea bastante bajo y podamos manejarla y transportarla con facilidad. Además de su ligereza, las velas deben contar con una buena resistencia al viento para que no se rompan en caso de que las condiciones de viento sean desfavorables.

Como hemos comentado, la vela dependerá de la modalidad a la que queramos dedicarnos. De esta forma, una vela para olas deberá ser fuerte y resistente, así como permitirnos una gran maniobrabilidad. Existen dos tipos para esta modalidad, las “on shore” y las “off shore”. Las primeras son más grandes y cuentan con mayor botavara, mientras que las segundas son algo más pequeñas y suelen utilizarse por principiantes debido a su facilidad de manejo. Parecidas a las “on shore” son las velas utilizadas para el Freeride Wave. Este tipo de velas cuentan con una gran botavara y mucho perfil. Son utilizadas para las personas que quieren contar con mucha potencia, así como, por principiantes, gracias a su ligereza, maniobrabilidad y la sencillez de montaje.

Además de estas modalidades, nos encontramos con el freeride slalom. Las velas utilizadas en esta modalidad, permiten todo tipo de movimientos. Por ello su principal característica es que tienen una rigidez media y que son realmente fáciles de montar. Otra de las modalidades es el freestyle. En este caso las velas que se utilizan son más pequeñas y que permiten realizar trucos más complicados. Por tanto deberán ser pequeñas y no tener mucho peso. Para la penúltima de las modalidades, el racing, es necesario contar con velas que nos proporcionen una máxima velocidad. Para ello, las velas utilizadas están llenas de cambers y tienen la funda del mástil muy ancha. No son recomendables para principiantes, ya que son bastante difíciles de manejar. En cambio, una vela sencilla y práctica, que casi no aporta velocidad, es la más recomendable si nos encontramos ante nuestros primeros pasos en el mundo del windsurf.

Utilización de la vela de windsurf

Son muchos los factores que afectan a la puesta a punto de una vela de windsurf. Desde nuestra altura y peso, hasta la modalidad que hemos escogido para practicar. Es por ello que es fundamental contar con la ayuda de una persona que tenga unos amplios conocimientos sobre windsurf para que nos ayude a colocar y utilizar la vela de forma correcta.

Algunos consejos necesarios a la hora de utilizar la vela de windsurf correctamente están principalmente definidos por la seguridad. De esta forma, una vez encima de la tabla, debemos agarrar el arnés que está enganchado a la vela y tira hacia nosotros para levantarla del agua. Sin embargo, esta acción debe ser realizada poniendo el mástil hacia nosotros y levantando la vela de forma perpendicular a nuestro cuerpor, ya que si tratamos de levantarla en paralelo, el agua que se ha acumulado sobre la misma podría provocarnos una caída, o la rotura de la vela.

Otro factor a tener en cuenta es que si nos caemos de la tabla hacia nuestra espalda, deberemos intentar empujar la vela de tal forma que caiga del otro lado de la tabla. Si no fuera posible, debemos esperar dentro del agua hasta sentir que la vela ha caído sobre nosotros sin llegar a golpearnos. Esto es importante para no recibir un golpe que pueda ocasionarnos algún tipo de lesión.

Por último, cuando estemos navegando,  la vela siempre tendrá que recibir el impulso por la parte trasera, es por ello que usaremos la mano más retrasada y que está agarrando la botavara, para abrir o cerrar la vela y de esta manera conseguir una mayor o menor velocidad según lo necesitemos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *