Vientos del Estrecho, todo lo que debes saber.

Vientos del Estrecho: todo lo que debes saber

España es un país con una orografía muy variada a lo largo de su territorio. Desde los altos montes que encontramos en el norte de la Península, pasando por la Meseta Central que ocupa Castilla y León, para posteriormente encontrarnos con la Cordillera Bética que divide el Norte y el Sur de España y de esta manera terminar en las llanuras y playas de la mayor parte del Sur del país. Sin embargo, dentro de estos accidentes geográficos, encontramos una zona diferente y especial que determina, en gran medida, las condiciones climatológicas y de vida de la población de la región: el Estrecho. Hoy os traemos el artículo “Vientos del Estrecho: todo lo que debes saber”, para que tengáis todos los datos sobre esta singular región del mapa español y podáis sacarle el mayor partido con vuestras tablas y kites.

Vientos en el Estrecho

Las condiciones especiales de esta zona situada en la Península Ibérica y bajo el gobierno del Reino Unido, la convierten en un lugar diferente con condiciones especiales en cuanto a las características de los vientos. Existen tres vientos principales que afectan a esta región. Por orden de importancia son: el levante, el poniente y el terral. Los vientos del Estrecho, a pesar de compartir características similares con los vientos de otros lugares, cuentan con algunos detalles particulares debidos a la posición de éste, a los accidentes geográficos que allí encontramos y al desarrollo de esa zona concreta. De esta forma, no podemos asumir los elementos generales en las propiedades de los vientos en el Estrecho.

El levante en el Estrecho

El primero de los vientos que debemos mencionar en esta zona es el levante. Como ya hemos comentado en el post dedicado a este viento, éste se origina en la zona central del Mediterráneo y se desplaza por el litoral español hasta encontrar su salida hacia el océano Atlántico. Debido a que esta salida hacia el océano Atlántico se encuentra justo en el área del Estrecho, aquí es donde este viento acumula una velocidad mayor debido a dos razones.

En primer lugar, acumula toda la velocidad que ha ido adquiriendo desde su nacimiento o creación. El viento comienza a desarrollarse en las zonas centrales del mediterráneo y a medida que discurre por la costa, va tomando una velocidad mayor.

En segundo lugar, la formación del Estrecho es realmente propicia para provoca que esa velocidad aumente. La cercanía con las costa marroquí y la forma de embudo que se configura en el área mediante la Península Ibérica y el norte de África, ayuda a que el viento de ambas costas esté más próximo y adquiera mayor velocidad.

Cómo afecta el viento en el estrecho

A diferencia del calor y la humedad que este viento proporciona a las zonas de playa españolas, el viento de levante suele venir acompañado de lluvias en la zona del Estrecho.

Esto se ve reflejado no sólo en la climatología, sino en sus costumbres, en la vida diaria o en la naturaleza que rodea la región. De esta forma, cuando sopla viento de levante, actividades tan cotidianas como salir a faenar, pasear por la playa o disfrutar de un refresco en una terraza se convierten en tareas de “alto riesgo” y los habitantes no pueden realizarlas con la normalidad que están acostumbrados cuando no hay viento.

Por otro lado, al ser un viento que se desarrolla con tanta intensidad, podemos comprobar los efectos del mismo en la vegetación, encontrándonos muchos árboles que no pueden crecer de forma totalmente vertical y se presentan ladeados hacia el oeste. Otra de las causas de la velocidad del viento es la erosión que provoca en rocas y piedras de la zona. Aunque esto no es siempre una condición negativa, y nos encontramos con el Monumento Natural Duna de Bolonia, que gracias a la sedimentación de las partículas se convierte en un atractivo de más de 30 metros de altitud para los visitantes.

Además de la vegetación, los animales también sufren la inclemencia del tiempo. De esta forma, muchas de las aves cuyo rumbo migratorio cruza a través del Estrecho, permanecen durante días agrupadas y protegidas en zonas del interior del Peñón hasta que el viento se calma y de esta forma pueden continuar su travesía.

Vientos del estrecho con windsurf y kitesurf

Una de las ventajas que si presenta este viento se ve claramente reflejada en los amantes de los deportes acuáticos. Gracias al viento del Estrecho, las zonas posteriores, como Tarifa, aprovechan esa velocidad, que viene disminuyendo, y cuentan con una zona amplia y despejada, excelente para practicar deportes acuáticos. La disminución en la velocidad y las condiciones de la zona, convierten a Tarifa en una de las mecas para el turismo deportivo.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *